Decídete

  • No tienes que utilizar ningún tipo de transporte, ya sea privado o público, para acceder a tu Centro de estudios desde tu lugar de residencia. Ello conlleva que:
    • No tengas innecesariamente que madrugar.
    • No estés sujeto a unos horarios, quizás inadecuados, de transportes.
    • Evites posibles accidentes de carretera propios (con la consiguiente problemática económica y personal) o ajenos, averías o problemas de tráfico, que puedan producir pérdida innecesaria de clases.
    • Ahorres tiempo, evitando desplazamientos.
  • Acceso rápido desde la Residencia a tu Centro de Estudios, lo cual supone lo siguiente:
    • Facilidad de consultas con el profesorado.
    • Facilidad de asistencia a las clases prácticas o cursillos que se impartan por las tardes.
    • Mayor tranquilidad, en todos los aspectos, para preparar los exámenes, aprovechando la infraestructura con que cuenta la Residencia.
  • Ahorro considerable de tiempo y energía respecto a estar alojado en un piso de estudiantes, ya que tareas domésticas e inconvenientes como lavar la ropa y plancharla, preparar las comidas y fregar, tener limpio el piso, demasiado número de personas en el piso, lejanía del Centro de Estudios, carestía de un piso de alquiler, etc., son cubiertas por la Residencia.
  • Infraestructura residencial al servicio de los alumn@s: Salas de Estudio, Salas de Informatica e Internet, bibliotecas a tu disposición, etc.
  • Convivencia residencial: en el orden académico, posibilita el contacto permanente con otr@s compañer@s, lo cual conlleva a una mayor disponibilidad de estudio en grupo y de resolución en común de dudas y problemas, y de intercambio de apuntes; en el orden social, posibilita una gratificante relación de amistad con l@s compañer@s.
  • Inmejorable relación calidad-precio ofertada por la Residencia, ajustada a la mayoría de las economías familiares, a la que se suma el poder contar con un personal técnico y de servicios altamente cualificado.
Analytic Code